El Club de Exportadores propone impulsar la participación de las empresas españolas en los proyectos de cooperación al desarrollo financiados por España

20 de julio de 2022

Imagen1_-curbelo

Charlando con José Luis Curbelo, presidente de COFIDES

Esta entrevista pertenece al nº7 de la newsletter: “Proyección exterior de la economía española”. Haz clic aquí para leer la newsletter completa.  

Descargar la entrevista

«El Fondo de Recapitalización de empresas afectadas por la COVID-19 (FONREC) ha culminado su periodo de inversión con la aprobación de 779 millones de euros a 89 empresas con 37.000 empleos directos”.

“Aunque Latinoamérica seguirá siendo la región principal para COFIDES, esperamos contar con una mayor presencia en regiones con buenas expectativas de crecimiento como Asia y África”.

“Aspiramos a crecer en aquellos proyectos que apuestan por la sostenibilidad, como las energías renovables, la eficiencia energética o la economía circular”.
 
COFIDES es una sociedad público-privada que gestiona fondos del Estado (Secretaría de Estado de Comercio, adscrita al Ministerio de Industria, Comercio y Turismo), así como recursos propios y de terceras instituciones con varios objetivos: internacionalización de la economía española, promoción del desarrollo económico y refuerzo de la solvencia de las empresas afectadas por la COVID-19. COFIDES gestiona los fondos FIEX, FONPYME, FONREC.

También presta apoyo a la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) en la gestión del FONPRODE (Fondo para la Promoción del Desarrollo), gestiona la financiación combinada de la Unión Europea (blending) y moviliza recursos del Fondo Verde para el Clima de Naciones Unidas. En su capital participan ICEX, ICO, ENISA, Banco Santander, BBVA, Banco Sabadell, ENISA y CAF (Banco de desarrollo de América Latina).

José Luis Curbelo, un profesional con una larga trayectoria, es su presidente desde 2018, comenta en esta entrevista con la Newsletter sobre Proyección Exterior de la Economía Española la evolución reciente de la empresa, y sus planes y prioridades cara al futuro.

  • ¿Cómo está adaptando COFIDES su estrategia a la coyuntura económica derivada de la respuesta a la pandemia?

COFIDES adaptó sus procedimientos internos en respuesta a las dificultades que empezaron a experimentar sus clientes debido a los efectos de la pandemia. Las empresas que arrastraban problemas prepandémicos pudieron optar a refinanciaciones o aplazamientos de deuda de acuerdo con las prácticas habituales de COFIDES para abordar la morosidad.
Por otro lado, las compañías que contaban con buena salud financiera, pero resultaron afectadas por la COVID-19, se pudieron beneficiar de un procedimiento abreviado. La buena noticia es que el nivel de utilización de esta línea fast track ha sido relativamente bajo.

Además, a COFIDES se le ha encomendado la gestión del Fondo de Recapitalización de empresas afectadas por la COVID-19 (FONREC). Dotado con 1.000 millones de euros, es un fondo enfocado en fortalecer la solvencia de empresas medianas perfectamente competitivas que se han visto afectadas por la crisis generada por la pandemia, con el fin de contribuir a su recuperación. El fondo ha culminado su periodo de inversión con la aprobación de inversiones por valor de 779 millones de euros a 89 empresas , que dan empleo directo a 37.000 trabajadores,  El intenso trabajo realizado por COFIDES no ha hecho más que empezar. Seguirá trabajando para apoyar a estas empresas, acompañándolas en su actividad durante los años que duren las inversiones en su camino a la rentabilidad y favoreciendo que consoliden su rentabilidad y competitividad y, con ello, a la recuperación de la economía. COFIDES continuará gestionando la cartera con la doble aspiración de acompañar a las empresas en su proceso de estabilización y crecimiento y recuperar la financiación pública aportada.

  • COFIDES tiene en funcionamiento un acuerdo con el State General Reserve Fund (de Omán). ¿Qué objetivo tiene este acuerdo? ¿Está ofreciendo resultados positivos? ¿Se prevén acuerdos similares en otras zonas?

COFIDES y el Fondo Soberano de Omán acordaron en 2018 poner en marcha el SOPEF, el Spain-Oman Private Equity Fund. Es un fondo de capital riesgo que apoya a empresas españolas en sus planes de internacionalización mediante la toma de participaciones minoritarias y temporales.  Está dotado con 200 millones de euros (100 millones de euros aportados por Oman Investment Authority y otros 100 por COFIDES a través del FIEX) y lo gestiona MCH Private Equity, una de las gestoras privadas nacionales con más prestigio en el sector del capital riesgo.

El Fondo ha invertido en siete empresas españolas que se caracterizan por su innovación y liderazgo en su segmento de actividad y está previsto que cierre el periodo de inversión en los próximos meses. Esta colaboración está resultando muy satisfactoria para los objetivos estratégicos de ambas instituciones.

  • ¿Los MoUs firmados recientemente con los Fondos Soberanos de Abu Dhabi (Mubadala) y Catar (Qatar Investment Authority) se enmarcarían en esta estrategia? ¿En qué se diferenciarán del que está en marcha con Omán?

Los acuerdos recientes con Mubadala y QIA tienen un alcance más transversal que el acordado con el fondo soberano omaní. Mientras que el fondo SOPEF, dotado a partes iguales por el fondo soberano de Omán y COFIDES, tiene como objetivo apoyar la internacionalización de las empresas españolas, los acuerdos con los fondos de riqueza soberana de Abu Dhabi y Qatar aspiran a atraer las inversiones de los respectivos fondos hacia empresas españolas alineadas con la estrategia de transformación competitiva digital y verde de la economía española recogida en el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (PRTR) aprobado por la Comisión Europea en junio del año pasado.

Aunque todavía es pronto para saber cómo pueden evolucionar en el futuro estas nuevas asociaciones con fondos soberanos que apuestan por el modelo de transformación económica de nuestro país, la experiencia y conocimiento de COFIDES resultan clave para, de forma selectiva, localizar oportunidades de inversión en España que pueden ser atractivas para financiadores a largo plazo.
Estamos pensando exclusivamente en inversiones de alcance estratégico, como las asociadas a muchos de los PERTEs actualmente puestos en marcha por el gobierno (vehículo eléctrico y conectado, energías renovables, hidrógeno renovable, agricultura sostenible, entre otros), que puedan contribuir de forma clara a la transformación de la economía española.

A través de esta fórmula de colaboración público-privada, queremos apoyar el crecimiento de empresas y la consolidación de cadenas de valor competitivas en los sectores innovadores y tecnológicos que darán forma a la economía española en los próximos años, para los que serán necesarios cuantías importantes de recursos financieros públicos y privados complementarios a los ya disponibles.

  • La Administración española ha lanzado el Plan África y la estrategia Horizonte África. ¿Está llamada África subsahariana a aumentar su relevancia cara a la internacionalización de las empresas españolas?

España está comprometida con África y esta región ha de ser prioritaria en comercio e inversión, especialmente en sectores donde hay mayor potencial de crecimiento, como son las energías renovables, tratamiento de aguas, infraestructuras, transporte de ferrocarril, puertos, agrotecnología, salud y sector farmacéutico, etc.

El continente está atravesando una gran transformación demográfica con múltiples consecuencias que, a pesar del impacto de la pandemia, ofrece innumerables oportunidades de inversión al sector privado.

Sin embargo, y a pesar de que las empresas españolas son globalmente competitivas en los sectores de crecimiento del continente, nuestras empresas están, salvo excepciones, ausentes y no son inversores habituales en esta zona del mundo. Las razones de esta reducida presencia pueden ser la percepción de riesgo elevado o la menor cercanía cultural en comparación con otras regiones (América Latina) en las que nuestras empresas se han expandido de forma natural en las últimas décadas.

En estas circunstancias, el inicio de una nueva andadura en un entorno relativamente desconocido no es fácil e invita a la colaboración público-privada y a la utilización de todos los recursos financieros y humanos disponibles. Sería deseable tanto la colaboración con las Oficinas Comerciales y las redes institucionales de nuestro país en el continente como una mayor presencia inversora privada y quizás un mayor aprovechamiento de los recursos financieros de las instituciones multilaterales, así como de las políticas de apoyo al sector privado y público que desde hace años viene impulsando la Unión Europea.

De hecho, África es para la UE la región prioritaria en términos de cooperación al desarrollo y está teniendo especial protagonismo en el uso de instrumentos innovadores como la financiación combinada (blending) y las garantías.

COFIDES, a través del Fondo Huruma y del Programa de Inversión en Energías Renovables para África Subsahariana, ha sido pionera en la estructuración de operaciones con este tipo de instrumentos innovadores y complejos, y esperamos seguir desarrollando otras operaciones en el futuro.

En resumen, pienso que, aunque el reto de incrementar la presencia de las empresas españolas en el continente africano no es nimio para buena parte de nuestras empresas, si el team Spain funciona coordinadamente, en el futuro aumentará la presencia inversora de muchas de nuestras empresas.

  • ¿Cuáles son los sectores y países a los que Cofides otorga una mayor prioridad cara al futuro?

COFIDES ofrece apoyo financiero en cualquier país, sin limitaciones geográficas. No obstante, la realidad nos dice que nuestros clientes, las empresas españolas, invierten preferentemente en Europa, Latinoamérica y Estados Unidos.
Aunque Latinoamérica seguirá siendo la región principal para COFIDES, esperamos contar con una mayor presencia en regiones con buenas expectativas de crecimiento como Asia y África.

Con relación a los sectores, aspiramos a crecer en aquellos proyectos que apuestan por la sostenibilidad, como las energías renovables, la eficiencia energética o la economía circular. Como muestra del compromiso con la sostenibilidad real, COFIDES ha incorporado a su nuevo Plan Estratégico la obligación de alcanzar un objetivo anual del 30% de la cartera de operaciones de internacionalización en inversiones ‘verdes’.

 Entrevista exclusiva para Club De Exportadores e Inversores.

Club de Exportadores e Inversores: 25 años de apoyo a la internacionalización, por Antonio Bonet

Este artículo pertenece al nº7 de la newsletter: “Proyección exterior de la economía española”. Haz clic aquí para leer la newsletter completa.  

Descargar el artículo

25 aniversario club exportadores
(De izquierda a derecha) Mauro F. Guillén, decano de la CJBS; Balbino Prieto, presidente de honor; Xiana Méndez, secretaria de Estado de Comerio; y Antonio Bonet, presidente del Club

En el año 1997 Balbino Prieto, nuestro presidente de honor, tuvo la iniciativa de hablar con una veintena de empresas exportadoras para buscar soluciones a los problemas que tenían en su salida al exterior. Ese fue el origen del Club de Exportadores. El objetivo era mejorar el entorno regulatorio y de apoyos a la internacionalización, facilitar el networking y el intercambio de experiencias entre empresas. No se pretendía replicar actividades que otras organizaciones empresariales ya hacían, como por ejemplo organización de misiones comerciales o formación en internacionalización, sino atender otras necesidades que las empresas exportadoras no tenían cubiertas.

El resultado, 25 años después, ha sido positivo, como se pone de manifiesto en el estudio que la empresa especialista en sondeos GAD3 acaba de terminar. Esta empresa ha realizado una encuesta sobre la percepción que se tiene del Club de Exportadores entre socios del Club, Administración Pública y medios de comunicación

No cabe duda de que el sector exterior de la economía española es muy diferente hoy de lo que fue hace 25 años cuando se fundó el Club. Entonces la exportación de bienes y servicios suponía el 23% de nuestro PIB; hoy, el 35%. El stock de inversión española en el exterior se ha multiplicado por diez alcanzando casi 500.000 millones de euros, convirtiéndonos en uno de los países del mundo con más inversión directa en el extranjero. España es, en términos relativos, un país más abierto económicamente al exterior que Francia o Italia. Los protagonistas han sido las empresas, pero me gustaría hacer una breve referencia al “granito de arena” que ha aportado el Club.

Más del 90% de los encuestados en el estudio recién realizado afirman que el Club ha contribuido a poner en valor la internacionalización, por ejemplo, a través de iniciativas como los Premios a la Internacionalización. Este año celebramos la vigésima edición. En las anteriores hemos premiado a empresas grandes y a pymes de sectores muy diferentes y con estrategias de internacionalización también muy distintas. Por solo mencionar algunos de los premiados e ilustrar estas diferencias, y sin querer quitar méritos a ninguno, citaré a algunas grandes empresas galardonadas como Acciona, Gestamp, Iberdrola, Técnicas Reunidas o Talgo, así como a algunas pymes como González-Byass, Grupo Daniel Alonso o Consultrans. Además, el Club premia todos los años a un funcionario o institución por su trayectoria de apoyo a la internacionalización. En esta categoría podría citar, entre otros, al Programa de Becarios del ICEX, a los trabajadores de ICO, Cesce y Cofides por el especial esfuerzo que realizaron durante la pandemia o a antiguos altos funcionarios como José Manuel Reyero, que fue vicepresidente del ICEX o al Embajador Jose Pedro Sebastián de Erice. Quiero resaltar, además, el apoyo que el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo ha prestado a estos premios desde su primera edición, presidiendo y acompañándonos siempre en la ceremonia de entrega.

El Club se siente orgulloso de haber promovido las Cumbres de Internacionalización, a las que desde su primera edición se sumaron la Cámara de España y el Foro de Marcas Renombradas. Nos sentimos muy honrados de haber contado con el respaldo de la Casa Real, que siempre ha apoyado la internacionalización empresarial. De hecho, hemos tenido el honor de contar en la II Cumbre, en el año 2012 con la presencia del entonces Príncipe de Asturias; en la tercera con la de S.M. D. Juan Carlos; y en la cuarta, que celebramos en el año 2020, de nuevo con S.M. el Rey D. Felipe. Este año, en otoño, celebraremos la V Cumbre de Internacionalización.

Uno de nuestros principales objetivos es fomentar el networking e intercambio de experiencias, para lo que el Club organiza numerosas actividades, como por ejemplo desayunos con nuestros embajadores y consejeros comerciales. Esto lo venimos realizando ininterrumpidamente desde hace casi 20 años, fruto de los acuerdos de colaboración que firmamos con el Ministerio de Asuntos Exteriores y la Secretaría de Estado de Comercio. En el mencionado estudio de GAD3, el 92% de los socios del Club consideran estos encuentros como útiles o muy útiles.

También han servido a este propósito los Grupos de Trabajo, propuestos y coordinados por una empresa socio, y de los cuales tenemos ya diez en funcionamiento. Además, han sido y continúan siendo una fuente importante de propuestas para mejorar el entorno regulatorio y la eficacia de los instrumentos públicos de apoyo a la internacionalización.

Creo que es justo reconocer que todas estas iniciativas, y otras muchas en las que no hay tiempo para detenerse, fueron ideadas y puestas en marcha por nuestro presidente de honor, cuya labor al frente del Club durante 20 años lo situó como la organización de referencia para la internacionalización de la empresa española. Y no solo en España, sino que también se nos reconoce a nivel europeo: somos vicepresidentes de CITHA, la Asociación Europea de Organizaciones Empresariales, como el Club.

Mas recientemente las recomendaciones y propuestas que plantea el Club surgen también del Comité de Reflexión sobre Internacionalización, creado en el año 2019. Este Comité ha debatido y aprobado 22 notas técnicas, que han sido elaboradas por diferentes expertos provenientes del mundo académico y de las empresas. El 91% de todos los encuestados por GAD3 considera que el Club “es un emisor de propuestas útiles para la internacionalización”.

No quisiera dejar de mencionar nuestra actividad de comunicación, que ha ido creciendo cuantitativa y cualitativamente, tal y como establece nuestro Plan Estratégico. El año pasado, por ejemplo, el Club tuvo 608 impactos en medios. Ello se consiguió gracias a las 23 notas de prensa que emitimos, a 44 declaraciones, 9 entrevistas y 20 artículos publicados. En redes sociales también ha aumentado significativamente el Club su presencia; contamos con 7.100 seguidores en LinkedIn y 7.900 en Twitter.

Antes mencionaba el espectacular crecimiento que el sector exterior ha tenido en estos veinticinco años. De hecho, la exportación de bienes y servicios fue lo que más contribuyó a sacarnos de la anterior crisis económica, la del 2008. La pregunta que ahora nos hacemos es si el sector exterior va a seguir siendo el motor del crecimiento en España.

Para que el sector exterior continúe tirando del carro son necesarias tres condiciones. La primera la tenemos: empresas con vocación de internacionalización y permanencia en los mercados. Ya lo han demostrado en estos últimos años y lo continúan haciendo a pesar de la difícil situación creada por la pandemia y la guerra de Ucrania. Pero necesitamos muchas más; en España sólo hay 59.000 empresas que exportan regularmente y de éstas únicamente 25.000 venden al exterior más de 50.000 euros al año.

En segundo lugar, necesitamos un entorno regulatorio y de políticas económicas que facilite la competitividad internacional de nuestras empresas. Hoy estamos perdiendo competitividad y no solo por tener una inflación superior a la de nuestros principales competidores, sino porque el elevado déficit y deuda pública que padecemos nos aboca a subidas de impuestos, salvo que se racionalice de forma drástica el gasto público y las pensiones. Además, es imprescindible que se acometan reformas estructurales de largo alcance que simplifiquen la burocracia y el entorno regulatorio, que faciliten que las empresas pequeñas se conviertan en medianas, que el sistema educativo forme a nuestros jóvenes en las competencias y habilidades que necesitan las empresas… Y muchas otras más que no cito por no alargar más este artículo.

Y la tercera condición para tener un sector exterior boyante es contar con políticas de apoyo a la internacionalización eficientes. Tenemos instrumentos públicos en temas de formación, promoción e información similares a los de nuestros principales competidores. Somos conscientes del esfuerzo que se ha realizado durante la pandemia. En general estamos satisfechos con lo que nuestras autoridades nos ofrecen, pero hay margen de mejora. En el caso de instrumentos de apoyo financiero, esenciales para hacer negocios en países emergentes, la diferencia con otros países de nuestro entorno es no solo presupuestaria, que lo es y bastante, sino también de agilidad en la gestión en algunos de los instrumentos y de voluntad de utilizarlos en algunos países donde nuestros competidores sí cuentan con apoyo financiero oficial.

El Club de Exportadores tiene vocación de seguir apoyando la internacionalización empresarial y de continuar haciéndolo durante otros veinticinco años. Pero además de seguir haciendo las cosas que hacemos bien, tenemos que adaptarnos a un entorno que está en constante cambio. Así nos lo han indicado nuestros stakeholders. Por solo citar uno de los retos, el 34% de los encuestados por GAD3 señalan que el Club “es una institución conservadora y que tiene que adaptarse”. Lo haremos. Para ello contamos con un equipo profesional que lleva dirigiendo desde hace muchos años de forma muy eficiente María Carrasco, nuestra secretaria general. Y contamos con el apoyo, el tiempo y la dedicación de las empresas socios, grandes y pequeñas, que son el alma del Club, y por supuesto, de nuestros socios patrocinadores, que este año son Santander, Enertech, Aon, Ico, Foce, Cesce, Propav y Cofides. Tendremos que estar muy atentos a los cambios en las tendencias, en los mercados y en las formas de hacer negocios y tendremos que adaptarnos a ello. Nuestro objetivo es que durante todos y cada uno de los próximos veinticinco años nuestros socios sigan considerando, tal como lo manifiestan actualmente el 81% de los mismos, que “el Club es muy útil o bastante útil para la internacionalización”.

Artículo exclusivo para Club De Exportadores e Inversores.

Charlando con Javier Parrondo, director general de Casa Asia

Esta entrevista pertenece al nº7 de la newsletter: “Proyección exterior de la economía española”. Haz clic aquí para leer la newsletter completa.  

Descargar la entrevista

“Es necesario focalizar y concentrar los esfuerzos en uno o en unos pocos países porque los recursos no son ilimitados para ninguna empresa”.

“Debemos de ser más constantes en la promoción del país con una presencia institucional continuada y un aumento de visitas de alto nivel”.

“El interés de nuestras empresas se ha concentrado mayoritariamente en Asia Oriental (China, Japón y Corea del Sur) y en menor media en los países de la ASEAN e India”.

“No es posible ni recomendable aislar totalmente a China de Europa y formar dos bloques porque perderíamos todos”.

Casa Asia es un organismo de diplomacia pública creado en 2001 e integrado por el Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, la Generalitat de Cataluña y los Ayuntamientos de Barcelona y de Madrid. La institución tiene su sede en Barcelona, y cuenta con un centro en Madrid. Casa Asia se creó con la voluntad de contribuir a un mejor conocimiento y al impulso de las relaciones entre las sociedades de Asia-Pacífico y España.

Su director general, el diplomático Javier Parrondo, ha desempeñado en el pasado diversos cargos en representaciones diplomáticas españolas en el exterior. En esta entrevista para la Newsletter sobre Proyección Exterior de la Economía española habla de los planes de Casa Asia, las relaciones de España con Asia, la presencia empresarial española, la imagen de España, los países y sectores asiáticos que ofrecen mejores oportunidades, etc.

  • ¿Cuáles son las líneas estratégicas prioritarias en la actividad de Casa Asia a medio y largo plazo?

Casa Asia pretende consolidarse en España como la principal institución de diplomacia pública con la región de Asia y el Pacífico. Nuestra apuesta estratégica consiste en fortalecer los lazos entre las Administraciones públicas y las sociedades civiles de nuestro país y ese continente.

Este año hemos elaborado precisamente un Plan Estratégico que habrá de ser aprobado en el mes de julio por el Consejo Rector de Casa Asia, y que define las seis líneas principales de trabajo de la Casa, entre las que destacaría la colaboración con las comunidades asiáticas en España, que entendemos que tienen un enorme potencial de desarrollo; la digitalización, porque tras la pandemia hemos llegado a nuevos públicos a través de actos híbridos u online; y por último, la labor de asesoramiento a instituciones públicas y privadas sobre su estrategia de internacionalización hacia Asia y el Pacífico.

Es fundamental crear conciencia sobre la importancia del continente asiático entre los principales actores con intereses o voluntad de implantarse en Asia.

  • Es corriente escuchar que la presencia española en Asia es muy baja, inferior a la que correspondería teniendo en cuenta la realidad (económica, política, etc.) de España. ¿Está de acuerdo con esa apreciación? ¿Cómo valora la presencia de España en Asia, en especial su evolución en los últimos años?

Es cierto que nuestras relaciones económicas y comerciales con Asia tiene margen de mejora. Por poner un par de ejemplos: en 2020, según datos de la Secretaría de Estado de Comercio, las exportaciones españolas a Asia-Pacífico representaron el 6,9% del total de nuestras exportaciones y las importaciones, el 19,1%; la IDE (inversión directa en el exterior) española dirigida a Asia-Pacífico representó el 4,3% de nuestra IDE total. Esto resulta aún más llamativo cuando nos comparamos con otros países europeos, como Bélgica, que con un PIB de en torno al 40% del español y sin vínculos históricos con Asia, exportó a dicha región un 65% más que España.

Aun así, creo que cabe ser optimista. La crisis de 2008 forzó a nuestras empresas a internacionalizarse y muchas de ellas descubrieron el mercado asiático. Está surgiendo en este sentido una generación joven de empresarios y expertos de empresas con conocimiento de Asia y sus mercados. Muchas grandes empresas están abriendo oficinas de representación en Asia-Pacífico, porque han entendido que se trata de una región en la que las relaciones personales y la generación de una base de confianza son imprescindibles.

Conocemos mejor los mercados asiáticos y hemos comprobado que en algunos sectores tenemos productos y tecnología competitivos, como demuestra el hecho de que en los últimos años nuestras empresas hayan ganado importantes licitaciones en la región.

  • ¿Cree que el interés de las empresas españolas por Asia es el adecuado, o es todavía insuficiente?

Teniendo en cuenta que en 2020 Asia por primera vez representó el 50% del PIB mundial o que en 2030 concentrará el 60% del crecimiento económico mundial, no cabe duda de que el interés de nuestras empresas debería de ser mayor.

No obstante, se ha mejorado con respecto a la situación que teníamos hace 15 años, especialmente en lo que respecta a las exportaciones. Actualmente aproximadamente un 8% de las exportaciones españolas se dirigen a la región.
Sin embargo, en inversiones andamos muy por detrás de otros países europeos. No ha habido una apuesta clara de las grandes empresas españolas por Asia, ya que claramente han focalizado sus esfuerzos en Europa, América Latina y en menor medida Estados Unidos.

Debido a los movimientos de integración como el RCEP (Asociación Económica Integral Regional) o el CPTPP (Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica), cada vez más se va a ver la necesidad de tener inversiones en alguno de los países que forman parte de estos acuerdos para poder aprovechar las ventajas que ofrecen los desarmes arancelarios o las ventajas de integración de las cadenas de suministros.

  • ¿Cuáles son en su opinión los principales obstáculos para promover una mayor presencia española en Asia?

Quizá deberíamos de empezar diciendo que, en los consejos de administración de las grandes empresas españolas, salvo excepciones, hay pocas personas que entiendan bien los mercados asiáticos, y esto representa un problema para que haya una apuesta más decidida hacia la región.

También es cierto que existen trámites burocráticos (en especial en los países menos desarrollados de la región) que dificultan que las relaciones sean más fluidas. La firma de acuerdos de libre comercio con países como Japón, Singapur o Vietnam tienen, además de las reducciones arancelarias, una enorme importancia a la hora de eliminar trabas existentes al comercio y a la inversión, por lo que se debería de aprovechar más este marco favorable que existe con los países con los que la UE ha firmado acuerdos.

Obviamente las diferencias culturales son grandes, pero son las mismas para todos los países de la UE o para Estados Unidos, por lo que pueden solventarse con una adecuada política de recursos humanos que contemple la contratación de personal que entienda bien la cultura local. En Casa Asia ofrecemos un servicio de empleo en el que generalmente empresas españolas buscan candidatos asiáticos, y es una de las secciones más visitadas de nuestra web.

Se suele mencionar la lejanía como uno de los factores que más dificultan nuestras relaciones con la región, pero tampoco me parece un argumento que debiera condicionar nuestras relaciones. En primer lugar, porque la digitalización nos permite un contacto mucho más fluido e instantáneo con contrapartes asiáticas, y en segundo lugar porque la distancia entre Madrid y Buenos Aires es la misma que existe entre Madrid y Tokyo.

Sí que veo como un obstáculo la dispersión que existe en Asia, porque estamos hablando de países que no tienen nada que ver entre sí. Por ejemplo, la diferencia en el PIB per cápita entre Myanmar y Singapur es de 1 a 45, y esto no se da en ninguna región del mundo. Además, los sistemas políticos, la religión, el idioma o la cultura son diferentes en cada país, y esto puede incitar a una cierta confusión.

Es necesario focalizar y concentrar los esfuerzos en uno o en unos pocos países porque los recursos no son ilimitados para ninguna empresa.

  • Por su experiencia como director de Casa Asia, ¿cómo cree que es la imagen de España en Asia, y cómo ha evolucionado en los últimos tiempos? ¿Cómo podría mejorarse?

La imagen en general es positiva, pero bastante dispersa en comparación con la que se tiene de otros países europeos y centrada más en aspectos como el patrimonio arquitectónico, la gastronomía o el deporte.

Creo que la imagen se mejora a través de actuaciones en diversos ámbitos, entre los que destacaría en primer lugar la promoción del turismo asiático, porque los visitantes de los países de la región suelen llevarse una imagen muy positiva de nuestro país. En especial, el turismo de congresos y ferias es muy relevante.

También es necesario promocionar más nuestra oferta tecnológica. Pocos asiáticos saben, por ejemplo, que España es un país líder en la gestión de infraestructuras a nivel mundial.

También debemos de ser más constantes en la promoción del país con una presencia institucional continuada y un aumento de visitas de alto nivel.

  • ¿Cuáles son en su opinión los países y sectores que ofrecen mejores oportunidades para las empresas españolas?

En primer lugar, me gustaría decir que el avance de la digitalización en Asia ha sido enorme, y la elevada utilización de plataformas de e-commerce por parte de los asiáticos es una buena prueba de ello. China ha sido el primer país del mundo en el que las ventas on-line han superado a las ventas en comercios físicos, y muchas empresas españolas de diversos sectores están intentando entrar en los principales mercados de la región a través de la venta de productos on-line.

Hay que destacar que las plataformas son diferentes a las utilizadas en Occidente (Tmall en China, Rakuten en Japón, Lazada en el Sudeste Asiático, etc.), por lo que las empresas necesitan adaptar sus estrategias a cada plataforma.
Si hablamos de sectores en los que hay mayores oportunidades, tenemos que mencionar el agroalimentario, los componentes de automoción, el químico, la moda o la energía en menor medida.

También hay que destacar que, de forma excepcional, existe una gran presencia de empresas españolas en el ámbito de las infraestructuras, agua o energía en Australia. La presencia de las empresas españolas de este sector en otros países es más reducida, pero es un buen ejemplo de lo que podemos hacer en la región.

Por países, el interés de nuestras empresas se ha concentrado mayoritariamente en Asia Oriental (China, Japón y Corea del Sur) y en menor media en los países de la ASEAN (Singapur, Malasia, Filipinas, Indonesia, Tailandia Vietnam) e India.

  • El término “desacoplamiento” se ha puesto de moda. ¿Cree que vamos hacia un desacoplamiento paulatino de las economías occidentales en relación con la economía china?

En algunos ámbitos efectivamente vamos a ver un cierto desacoplamiento, tanto por motivos estratégicos como por otras causas, como el aumento de los precios de los fletes marítimos, el acortamiento de las cadenas de suministros, o el aumento de los costes de la mano de obra en China.

También podemos hablar de un desacoplamiento tecnológico, que es un fenómeno visible en las principales economías en el mundo, incluyendo a China, la UE, Estados Unidos o Japón.

Sin embargo, se trata de una cuestión de grado, y de la misma forma que competimos en algunos ámbitos podemos colaborar en otros. No es posible ni recomendable aislar totalmente a China de Europa y formar dos bloques porque perderíamos todos.

  • En 2023 se conmemoran los 50 años del establecimiento de relaciones diplomáticas entre España y China. ¿Tiene Casa Asia planeadas actividades para celebrar este aniversario?

Este es un aniversario importante y desde el Ministerio de Asuntos Exteriores me consta que le quieren dar la importancia que merece. En Casa Asia estamos trabajando en una programación especial dedicada a China, que muestre una imagen moderna de ese país, lejos de estereotipos, y que refleje de qué forma los dos países se han beneficiado de la relación bilateral.

En 2023 tenemos interés en organizar alguna exposición sobre arte contemporáneo chino, ciclos de tertulias y posiblemente una actividad que nos permita reflexionar sore el papel de China en América Latina y sus implicaciones para España.

  • ¿Qué valoración haría de estos 50 años de relaciones España-China? ¿Cómo ve las perspectivas de cara al futuro? ¿Se pueden ver afectadas por las crecientes tensiones de China en sus relaciones internacionales, en especial con la Unión Europea (congelación del CAI (acuerdo de inversiones), resolución del parlamento europeo sobre Xinjiang, etc.?

En general, las relaciones hasta la fecha han sido buenas, y cabe destacar que existen intereses comunes como la defensa del multilateralismo, la lucha contra el cambio climático o el interés en mejorar las relaciones comerciales.

Dicho esto, también hay que tener en cuenta los intereses europeos y nacionales de disponer de mayor autonomía estratégica en algunos ámbitos, o de tener una mayor reciprocidad en el tratamiento de las inversiones.

Como no podría ser de otra manera, la estrategia española tiene que estar alineada con la europea y es necesario consensuar una postura común que, aunque sea difícil de lograr en ocasiones, es la que nos permite hablar de igual a igual con China.

 

 Entrevista exclusiva para Club De Exportadores e Inversores.

El Club de Exportadores avisa de que la paridad del euro con el dólar provocará más inflación (Servimedia)

El Club de Exportadores advierte de la pérdida de competitividad por la inflación, el déficit y la deuda (La Vanguardia)

El Club de Exportadores cumple 25 años de actividad y afronta nuevos retos para seguir ofreciendo apoyo a la internacionalización de las empresas españolas

7 de julio de 2022

Tribuna de Antonio Bonet sobre la guerra Rusia-Ucrania y el suministro de materias primas (El Mundo)

El Club de Exportadores abre el plazo de presentación de candidaturas para la XX edición de los Premios a la Internacionalización