Entrevista a Luis Esgueva, director general de Omfe/Cofares Internacional

«España es una potencia mundial en materia sanitaria, lo que nos abre muchas puertas en el exterior»

El grupo Cofares, líder español en la distribución de medicamentos, ha cambiado por completo su modelo de negocio internacional en los tres últimos años. A través de su filial Omfe/Cofares Internacional, la compañía se ha extendido por más de 40 países de África, Oriente Medio, Centroamérica y el sudeste asiático, atendiendo la alta demanda de productos farmacéuticos y sanitarios que existe en esas regiones del mundo. Luis Esgueva, director general de Omfe/Cofares Internacional, afirma en esta entrevista que “España es una potencia mundial en materia sanitaria, lo que nos abre muchas puertas en el mercado exterior”.

¿Qué les llevó a cambiar el modelo de negocio internacional del grupo Cofares?

Hace tres años decidimos cambiar de estrategia y comenzar un proceso de internacionalización de la compañía. La necesidad de productos farmacéuticos, de parafarmacia y hospitalarios en el mundo es alta. Según la Organización Mundial de la Salud, más de un tercio de la población mundial (2700 millones de personas) no tiene acceso regular a asistencia sanitaria y medicamentos esenciales, siendo uno de los derechos fundamentales recogidos en los objetivos de desarrollo sostenible de Naciones Unidas. Determinados países de África, Centroamérica, la región árabe y el sudeste asiático sufren situaciones complejas como dificultades de acceso al medicamento por parte de la población, falta de transparencia en los mercados con precios distorsionados o problemas como la falsificación de medicamentos.

¿Cómo han afrontado el proceso de internacionalización?

El grupo Cofares es el líder nacional de distribución de medicamentos, con una cuota de mercado cercana al 30%, pero también somos el cuarto distribuidor europeo. Nuestros estándares de calidad y eficiencia, las garantías antifalsificación de medicamentos y nuestra política de precios justos (frente al modelo trade) nos abren las puertas de nuevos mercados en países con dificultades de acceso al medicamento y material sanitario. Asimismo, nos avala nuestro liderazgo en un sistema sanitario español que es referente en el mundo.

¿En cuántos países están presentes en estos momentos?

En estos últimos años, nuestra presencia ha crecido en 42 países de África, Oriente Medio, Centroamérica y el sudeste asiático. Estamos, pues, en uno de cada cuatro países del mundo. Por ejemplo, en la actualidad abastecemos de medicamentos al 30% de la población de Guinea o Gambia y proveemos de equipos hospitalarios a los tres principales hospitales de Vietnam.

¿Cómo es la estructura internacional de Omfe/Cofares Internacional?

En España hacemos la compra y el aprovisionamiento del medicamento y material hospitalario, y desde aquí hacemos la distribución a los mercados exteriores. En todos los países donde tenemos presencia, operamos siempre con un distribuidor local que homologamos o en cuyo capital participamos.

¿Cómo han construido esa estructura internacional en tan poco tiempo?

Toda la inversión inicial ha venido de los propios recursos del grupo. Cofares tiene una facturación de 3000 millones de euros y un cierto potencial de inversión cuando el proyecto lo requiere y el retorno es correcto.

¿Qué impacto ha tenido la internacionalización de Omfe en las cuentas del grupo Cofares?

Cerca del 25% del beneficio del grupo proviene ya de esta actividad.

¿Y qué proyectos tienen de cara al futuro?

Nuestro proyecto fundamental consiste en completar nuestra expansión y modelo de negocio (exportación farmacéutica sostenible) en el resto de los países con dificultades de acceso al medicamento. El camino que nos queda por recorrer es todavía largo y atractivo.

La marca España juega a favor de las empresas del sector sanitario y farmacéutico, ¿no es así?

Sí, ocupamos la octava posición en el ranking mundial de sistemas sanitarios y somos un centro estratégico de exportación a nivel mundial. Estamos hablando de una red hospitalaria y de centros de especialidades y ambulatorios, así como de un sistema farmacéutico de distribución y dispensación de medicamentos muy eficiente y competitivo. Podemos aportar mucho en países que hasta ahora no han logrado estos niveles de atención sociosanitaria. También somos el quinto exportador de tecnologías de salud. Es decir, España es una potencia mundial en materia sanitaria, lo que nos abre muchas puertas en el mercado exterior.

Mencionaba antes que siguen una política de precios justos frente al modelo trade. ¿Cómo lo han logrado?

En este proceso de internacionalización hemos decidido mantener una política de precios razonables y sostenibles en el tiempo mediante la firma de acuerdos con otros países, administraciones y distribuidores locales. Siempre nos gusta recordar, además, el compromiso social de Omfe/Cofares Internacional. Destinamos a proyectos de RSC el 5% de la facturación en los países donde desarrollamos actividad.

¿Podría ponernos algún ejemplo de las acciones humanitarias que hayan realizado en los tres últimos años?

Por ejemplo, uno de los más recientes ha sido la donación de medicamentos y material sanitario realizada conjuntamente con Madrid-Salud a los centro de salud comunitarios puestos en marcha por la asociación Campamentos Solidarios en la región de Bassari, en Senegal. Y también nuestros proyectos de soporte internacional en el abastecimiento de medicamentos y material sanitario en todas las misiones de emergencias que han llevado a cabo el Ejército español o la Cruz Roja española en los últimos años en Afganistán, Haití o, últimamente, en Siria.

Septiembre de 2018