Milán elige a Solaris, empresa del Grupo CAF, para el suministro de hasta 250 autobuses eléctricos

Esta adjudicación consiste en un acuerdo marco por un importe
aproximado de 192 millones de euros

Grupo CAF
10 de julio de 2019

El operador de transporte de Milán ATM Milano se ha propuesto como objetivo para el año 2030, la eliminación de todos los autobuses diésel de la ciudad. Para ello, y como primer paso importante en este sentido, lanzó hace unos meses una gran licitación que englobaba el suministro de hasta 250 autobuses eléctricos para la ciudad, concurso que ha sido adjudicado a Solaris. Esta adjudicación consiste en un acuerdo marco por un importe aproximado de 192 millones de euros, estando previsto que la entrega del primer lote de 40 autobuses se inicie en junio de 2020. Gracias a este proyecto, Solaris refuerza su posición como líder europeo en el segmento del autobús eléctrico.

Este acuerdo marco de suministro de autobuses eléctricos para ATM Milano es uno de los contratos más grandes obtenidos por Solaris hasta la fecha y el mayor proyecto de fabricación de autobuses eléctricos en Europa. De esta forma, el operador italiano demuestra su firme apuesta por la eliminación de los vehículos diésel de la ciudad antes de 2030 confiando en el fabricante polaco del Grupo CAF y su modelo de autobús eléctrico denominado Urbino, que debe desempeñar un papel importante en la política que está llevando a cabo la capital lombarda en relación a la movilidad sostenible.

El vehículo elegido por Milán es el modelo Urbino 12 eléctrico, producto estrella de Solaris, que ya recorre docenas de ciudades europeas en 17 países del continente, demostrando la confianza depositada en él por las distintas autoridades de transporte. Hay que recordar que este modelo en particular, ganó en 2017 el premio más prestigioso en la industria de autobuses: el título de «Bus of the Year 2017».

El Urbino eléctrico de 12 metros está equipado con baterías del tipo Solaris High Energy con una capacidad total de más de 240 kWh. La energía eléctrica en esas baterías se recargará tanto por medio de pantógrafo como a través de un dispositivo de enchufe en el depósito de autobuses.

Señalar los beneficios que traerá consigo este nuevo autobús eléctrico, que principalmente son la baja sonoridad del vehículo, la reducción de la vibración y, sobre todo, la ausencia de emisiones, lo que contribuirá a una mejor calidad de vida para los habitantes de Milán. Además, dispondrá de un interior cómodo y espacioso equipado con una serie de soluciones de vanguardia como son, puertos USB que permiten la recarga de dispositivos móviles, un moderno sistema de información para el pasajero y un sistema de vídeo vigilancia, que aumentará la comodidad y seguridad durante el trayecto. El vehículo tendrá además una capacidad de hasta 82 personas, de las cuales 26 podrán viajar sentadas, estando adaptado a las necesidades de las personas con movilidad reducida.